Octopus London: nuestro bazar de las sorpresas


En pleno Soho londinense, en el número 28 de Carnaby Street, hemos descubierto una tienda de lo más peculiar. 


Bolsos, cinturones, peines o tostadoras son sólo algunas de las cosas que podemos encontrar aquí; pero no, no se tratan solo de los típicos objetos sin más. Si echamos un vistazo, vemos que, entre todo lo que venden, no hay absolutamente nada convencional.

Quizá, para los fashionistas, esto no sea una sorpresa. Carnaby es donde se crean y desarrollan muchísimas de las tendencias que luego viajan a Nueva York, París o Roma. Pero sí sorprende encontrar, junto a grandes marcas como Diesel o American Apparel, esta pequeña shop around the corner donde comprar toda clase de cosas fabricadas con muchísimo sentido del humor.

Lo primero que me llamó la atención mientras paseaba fueron sus paraguas: cerrados, parecían una mujer envuelta en un abrigo. No pude resistirme a entrar. Mi chico, resignado, decidió quedarse fuera fumando. Una vez dentro, entusiasmada, no pude evitarlo: le obligué a apagar su cigarrillo y a entrar conmigo. Nos quedamos bastante rato mirándolo y tocándolo todo –si, lo de coger las cosas en las tiendas es algo que me pasa desde pequeña-. Me hubiera llevado la tienda a casa, pero era el último día de nuestro viaje y no nos quedaba ni dinero ni espacio en la maleta. Una lástima, aunque prometo volver.