La cosa más dulce


Probablemente la gama de color más usada por las celebrities las pasadas temporadas haya sido el nude. En primavera sale a la calle e invade nuestra vida acompañado por el resto de los tonos pastel.




He de reconocer que el color piel me parece un tono algo complicado. Especialmente para las más blancas. Es difícil que consigamos cogerle el punto, porque nunca va a tener sobre nosotras el mismo efecto que los intensos rojos, fucsias o turquesas.

Pero ahora, el ver las colecciones de primavera, los vestidos vaporosos, las túnicas, y sobre todo, la línea de vestidos Rosebud Skater de Topshop, he cambiado radicalmente de opinión.

En cualquier caso, las que no sean fanáticas de esta gama, siempre pueden acudir a los rosas palo, los verdes o los azules pastel, que son igual de dulces pero más favorecedores. El vestido de flores de la derecha, también de Topshop, me parece increíble. Además, se le puede sacar provecho llevándolo a la oficina con unas bailarnas o de fiesta con unas preciosas sandalias de tacón.

A los rosas se ciñe la Chelsea Limited Edition de Women’secret. Ropa interior, de calle o accesorios, esta pequeña línea abarca lo esencial.

También me encanta este vestido empolvado de la pasada temporada de Derhy, o el de flores y volante de la Redoute.

Sin duda, estos colores son una apuesta segura para ir guapa, elegante o sexy, pero también discreta. Algo indispensable para una mujer de hoy.