Hechas un trapo

En plena fiebre vintage, ya no vale que nuestras prendas parezcan antiguas, de hace varias décadas, como sacadas del armario de nuestras abuelas; ahora, para ir a la última, lo que necesitamos son trapos viejos y hechos jirones.


Esta nueva moda, que alcanza su máximo exponente en la colección de Balmain presenta prendas rotas estratégicamente para logar un aire descuidado.
Balmain
Aunque, pensándolo bien, en ocasiones, más que descuidado, corremos el riesgo de parecer pobres, aun después de habernos gastado alrededor de 900€ en una camiseta como esta.
¿Y es que, quién dijo que para tener clase había que presumir de firma?
Jill Sander
Sass&Bide

Ahora, lo más es ocultar el origen noble de lo que se lleva puesto. Como esta camiseta se Sass & Bide, rota y decolorada, que parece lavada mil veces. Eso sí, genial para una tarde informal para llevar con unos cómodos leggings.
Dolce&Gabanna
Topshop
Topshop
Topshop
Topshop
Una genial forma de empezar es por los vaqueros. Los hay de todos los tipos y precios, de Dolce&Gabanna a Topshop. Es fácil encontrar el que se adapte a tu estilo.
Zara
Zara propone trasladar este nuevo grunge a cualquier prenda. Su favorita para esto: las sudaderas.
Zara
Así que ya sabéis: podéis lanzaros a comprar, rebuscar en vuestro armario, o pedirles a vuestros conocidos la ropa más vieja que tengan. ¡Veréis cuando descubran el resultado!


No hay comentarios: