Oda al consumo de lujo

Los locales comerciales se han convertido en la nueva y potente herramienta de marketing para las grandes firmas, y las que aspiran a serlo. Las ciudades más importantes y cosmopolitas del mundo albergan estos espacios de más de 1000m2: las Flagship Stores.


Shanghai, Nueva York o París son algunas de los lugares escogidos por las grandes compañías para establecer sus tiendas insignia.
Éstas tienen en común un estilo cuidado que define el espíritu de la casa, suelen estar ubicadas en lugares destacados y es donde podemos encontrar la mayor oferta de productos de la marca. Además, algunos incluyen decoraciones creadas en exclusiva para diferenciarse de las demás tiendas, galerías de arte o spas.
Una de las últimas en abrir su Flagship Store ha sido Oysho, más concretamente en el Paseo de Gracia de Barcelona. Este espacio, inspirado en el modernismo, presenta preciosos elementos de decoración y sus maniquíes están forrados con telas desgastadas.
Nos vamos algo más lejos para presentaros otra emblemática Flagship: la de Apple en Manhattan.
Con una entrada absolutamente espectacular, en la que destaca un enorme cubo de cristal en el que flota la famosa manzanita mordida, el espacio es una enorme sala diáfana en el que todos los productos de la casa están expuestos de una forma muy ordenada.
Ideal para que los maqueros prueben y testeen los nuevos juguetes.
Otra Flaghip de referencia que, desgraciadamente, cerró es la de Viktor & Rolf en Milán. Concebido como una gran sala dada la vuelta, el techo era de madera y el suelo de mármol blanco.
Los arcos, que estaban situados al nivel del suelo, estaban decorados con cojines. Y las prendas colgaban, ordenadas, entre cuadros, chimeneas, floreros y otros adornos puestos al revés.
El diseño era impresionante, aunque a lo mejor cerró porque sus clientes se mareaban…
En cualquier caso, lo que no se puede negar es que estos son lugares creados por y para el lujo. Más allá de la moda o las tendencias tecnológicas, el siglo XXI Nos abre las puertas a una nueva forma de ocio, consumo o incluso turismo, para quien se lo pueda permitir: la exclusividad.

No hay comentarios: