¿Romanticismo reinventado?

Cuando llevamos ya alrededor de dos meses viendo la vida estampada en flores y rayas marineras –aunque seguimos bajo la lluvia-, por fin Stradivarius se lanza a presentarnos su colección de primavera.








Y sí, hay rayas y flores. Porque esta temporada, sin rayas y sin flores, no seremos nadie. Pero también hay lazos, volantes y chorreras; estampados de cuadros, prendas safari y vestidos de un blanco impoluto. Merece la pena rebuscar. A lo mejor encontramos algo.
Esta cadena de Inditex se caracteriza por su ropa siempre a la última y de poca calidad. Junto con Blanco y Bershka, es el sitio ideal para encontrar lo que acaba de salir o aquellas tendencias con las que sólo se atreven celebrities y fashionistas y que sabes que tendrás que tirar por imposibles en cuanto entre septiembre.




Y hasta entonces, y porque estamos esperando la primavera con más ganas que nunca, nos da por vestirnos con estampados de grandes flores. Pero sabemos que el año que viene no querremos verlas ni en pintura.
Afortunadamente, Stradivarius nos propone desde vestidos a pañuelos con los que podemos aportar a  nuestro look ese toque primaveral que parece que el clima jamás va a tener.
¡Me encanta la chaqueta gris de tricot con flores azules! El punto estampado es una de las grandes novedades esta temporada. Otra opción mucho más discreta: los lunares.
El estilo safari también viene con fuerza. En forma de vestidos camiseros o minis en tonos tierra, son una inversión ideal para cualquier fondo de armario.
Y no falla si lo combinas con cuadros. Lo mejor de todo es que puedes empezar ya.
En cuanto a los pantalones, parece ser que, no contentos con los harén y derivados, se llevan las hechuras imposibles. No consigo imaginarme cómo puede quedarme cualquiera de estos de mal… en fin…
Por lo menos hay una gran oferta en bermudas de todas las formas y largos. Parece que no nos las quitaremos en todo el verano.
Lo bueno es que la oferta ya no se limita a los shorts piscineros, sino que hay opciones para casi cualquier cosa.
Advertencia: abstenerse los que vayan a la oficina.
Para las que quieran ir a trabajar fresquitas, siguen siendo una opción mucho mejor -aún a riesgo de parecer tremendamente cursi- por decoro y elegancia, los vestidos.
Este verano, además, están como novedad los que parecen una combinación de falda y camiseta. Eso sí, yo no elegiría ninguno de los de Stradivarius. Mejor seguir buscando.
Podrían ser una opción para una tarde se cine o para salir… si tu vida tiene el glamour de la de Blair Waldorf pero un presupuesto mucho más reducido.
Aunque para estas ocasiones yo me quedaría con las sencillas camisetas, por el gran riesgo que existe de meter la pata.
Lo mejor: los sencillos tops o minivestidos de riguroso blanco. Una apuesta segura.

¡Ah! ¡De lo que no se han olvidado es de las rayas marineras!
Ni de los accesorios. La oferta de zapatos es amplísima y para todos los gustos: sandalias, cerrados, botas, botines, con tacón, planos y deportivas.

Lo que menos me ha gustado de la colección es la insistencia en ese estampado de falsa piel de serpiente. Si me horrorizó la primera vez que lo vi, ¡ahora ya no puedo soportarlo!




Y lo mejor, como siempre: las cazadoras. Distintos estilos a buen precio para lucir en esta época de entretiempo.
Además de todo esto, Stradivarius incluye en su colección de primavera, entre otros, bolsos, relojes y bisutería. Como el resto, hay cosas mejores y peores, pero puedes encontrar cosas interesantes.
De entrada, hay pulseras que me parecen ideales.
Si bien es cierto que esta no es la mejor colección que hemos visto esta temporada, y que hay cosas que son, cuando menos, imposibles, hemos encontrado algunas que realmente merecen la pena: las cazadoras, las chaquetas de punto y algún otro accesorio se han ganado, definitivamente, un puesto en el armario de Telepatía.

No hay comentarios: