Marchesa nos viste de princesas

Recuerdo que ya soñaba con los vestidos de Marchesa antes de que se convirtieran en los favoritos de las celebrities para las alfombras rojas. Ahora las miro con envidia y compruebo que, con un diseño de Georgina Chapman, lo difícil es no deslumbrar.
Lo malo no sólo es que cualquiera de estos vestidos esté absolutamente fuera de mi alcance sino, que aunque no fuera así, no tendría a dónde llevarlos.
Los cortes griegos, los bordados y la pasamanería de las primeras colecciones han dado paso a diseños mucho más elaborados: con drapeados, asimetrías y calados.
Esta temporada se lleva el blanco y negro. Volantes, flores y brocados. Puezas inspiradas en el origami para un resultado de lo más romántico.
Sin olvidarnos de los grises, ¡que acabamos de descubrir que nos favorecen muchísimo!
Las altas temperaturas invitan a los colores más llamativos. ¿Qué mejor momento para vestirse de fucsia? El diseño con el gran lazo es realmente precioso.
Si prefieres algo más suave, siempre puedes recurrir a los colores pastel.
¿Quién dijo que lo romántico no podía ser sexy?
Las faldas irregulares son otra firma de la colección Primavera 2010.
En cuanto a las hechuras, se llevan tanto estrechas de corte sirena como con faldas de vuelo cual princesa…
Y es que, desde que Renée Zelweger fuera la primera en apostar por la firma, o Jennifer López la escogía para disimular sus curvas, Marchesa ha demostrado que sus vestidos favorecen a todas las mujeres, de todas las edades y en todos los estados.
Renée Zelweger                                  Jennifer López
De hecho, sus creaciones son las más escogidas por las embarazadas.
Heidi Klum
Jessica Alba
Ya no hay excusa para no sentirse como una princesa.


Fotos: © Marchesa

No hay comentarios: