Marchesa se viste de novia

Marchesa ha publicado su colección de vestidos de novia para el otoño 2009. Una línea que destaca por las superposiciones, las asimetría, el omnipresente escote palabra de honor y, de nuevo, no olvida a las más arriesgadas que desean casarse de corto.



Quizá lo peor de esta colección es que siento que ya la he visto antes. De hecho, he tenido que buscar la de primavera, porque no estaba segura de que se tratara de la misma.
Los vestidos son, en general muy armados, con aplicaciones de tul arrugado o en forma de estelas de flores.


Aunque varían un poco en hechura, todos tienen un denominador común: el escote palabra de honor. Una opción que empieza a ser cansina, porque está por todas partes. Lo más curioso de todo, es que hay pocas chicas que puedan lucir este escote y estar realmente favorecidas.
Otra pega: que hay diseños que ya los hemos visto hasta la saciedad en fiestas y alfombras rojas. Bueno, yo más bien los he visto en revistas, pero lo que queda claro es que Marchesa se repite.
En cuanto al único vestido corto, que es prácticamente igual a los que ya ha propuesto otras veces, sigo pensando lo mismo de siempre: ¿no es una pena elegirlo para este día?


Una pena. Esta vez Georgina Chapman ni se acerca al listón al que nos tiene acostumbrados, y nos trae una colección pequeña, pobre, de lo que bien podrían ser unos cuantos vestidos de fiesta de otras colecciones, y de la que apenas podemos sacar un par de ideas.


1 comentario:

Laura dijo...

Muy bien! Hay que ir tomando nota ;) un besoo