Invertir en un abrigo cámel

Es el momento. Dicen que el cámel va a ser el color de la temporada, pero reducirlo sólo a eso es una soberana tontería. No sólo es un tono que sirve para cualquier momento del año en los complementos, sino que favorece siempre y alegra los sobrios y oscuros looks de los días más grises. Es hora de invertir en un abrigo cámel.



Mango
Lo bueno es que los tienes de todos los tipos y por todas partes. Y eso otros años no pasa. Somos así de cuadriculados. Este otoño tenemos la posibilidad de renunciar al sobrio y elegante negro o al poco favorecedor marrón en favor del nuevo tono estrella. Es ideal para lucirlo durante el día.
Max Mara
En Max Mara tienen una colección impresionante –la foto de inicio forma parte de ella-. En su escaparate de la calle Serrano, cinco o seis maniquíes visten un total look de este color. Y cada uno de ellos con un abrigo diferente.
Zara
Aunque también hay opciones más asequibles. Zara tiene también muchos modelos y todos ellos ideales: de corte en A para un estilo años 60, largos, cortos, con cinturón, con hechura de blazer aunque sean de paño… seguro que encuentras el tuyo.
Mango / Mango
También me encantan las opciones de Mango. Este en concreto, corto y con cinturón ¡me lo llevaba ya! Lástima que ya tenga otro, que no tiene nada que ver, pero que también me fascina. Así soy yo.
Phillip Lim / Lover
Un dato a tener en cuenta es que se llevan mucho los de manga ancha y corta, así que, si lo que quieres es un modelo a la última, ni lo dudes. Uno de Lover o Phillip Lim te sentará de maravilla.
Carven / Alexander McQueen
Si optas por un modelo más clásico, éste de Carven es perfecto. Y cuando deje de llevarse, puedes quitarle el cinturón. También puedes optar por un corte más trench, que jamás pasará de moda. Arriba, un ejemplo de Alexander McQueen.
Mango
Estas son nuestras sugerencias, o sólo algunas de ellas, en lo que respecta al color de la temporada. Porque opciones hay miles. Un acierto de diseñadores, trendsetters y estrategas de la moda a los que estaremos eternamente –o al menos, por una temporada- agradecidos.



No hay comentarios: