V. Beckham consolida el minimalismo

Quien nos lo iba a decir, que Victoria Beckham, antaño aspirante a famosa, poligonera venida a más y nueva rica desubicada, ha encontrado su verdadera vocación. Cuando oí que lanzaba su línea de ropa jamás creí que llegara a decir esto: esta chica tiene talento.




O a lo mejor talento es decir mucho, porque debe tener un equipazo detrás; pero, desde luego, tiene ojo.
Sus minimalismo han conquistado el corazón de las celebrities del nuestro. Y ahora, que los 90 han vuelto, ha diseñado una de las colecciones más atractivas de la temporada.
Sus vestidos armados, de cortes limpios y de patrones cuidados están diseñados para resaltar las curvas de las chicas sin curvas. Como ella.
Ha hecho del negro su color fetiche, aunque asiduamente recurre al gris, al rojo, al morado, al nude y a los metalizados. Y acierta de pleno.
Es fanática de las faldas tubo a la altura de la rodilla. Y, aunque no todas podamos permitirnos el lujo de ponernos algo así, las que lo hacen, triunfan.
Aunque algunos, de hechuras más libres, a cualquiera nos sentarían fenomenal. Creo yo…
Victoria ha convertido las aberturas y los pliegues que parecen imprevistos, aunque estén muy estudiados, en su seña de identidad.
Desde Telepatía tenemos que reconocer que nos tiene conquistadas.

No hay comentarios: