Los increíbles Oscar

Las alfombras rojas a veces nos dejan looks maravillosos, y otras, estilismos que no debemos olvidar –en muchos casos, para no repetir los mismo errores-. InStyle ha hecho una selección de los vestidos o trajes más atípicos en la Red Carpet más famosa de todas: la de los Oscar.


El look con el que Halle Berry recogió su Oscar en 2002 era un diseño de Ellie Saab. Jugando con las flores y las transparecias, fue capaz de esconder sólo lo necesario y, aun así, resultar elegante.
Pero no fue la primera en destaparse. Algo parecido fue lo que hizo Barbra Streisand en 1969, y también recogió el suyo por Funny Girl. ¿Será casualidad?
Cher, sin embargo, no se cortó un pelo en 1986.
Y es que los ochenta fue una década fatal. Mirad a Demi Moore en el 89 con un diseño de ella misma. Si te lo cuentan, no te lo crees.
No menos duros fueron los 90. Y más cuando, una vez más, recurrimos a nuestra imaginación para diseñarnos un traje de noche. Fue lo que hizo Kim Basinger, con este resultado.
Dos años más tarde, Geena Davis se presentó tal que así.
Aunque no todo podían ser meteduras de pata. Hay looks que se diseñaron para llamar la atención y lo consiguieron. Bjork lo hizo en 2001.
Dicen que nadie supo lucir mejor el estilo masculino que Diane Keaton. Es más, hoy aún sigue siendo un referente. Sin embargo, en 2004, se pasó de la raya.
Aunque no es nada si lo comparas con este estrambótico look de Celine Dion basado en una idea parecida.
Otro truco para no pasar desapercibida es recurrir a los colores. Fue lo que hizo Whoopi Goldberg en el 93 y lo consiguió. Vale, parecía un payaso, pero eso es otra historia.
El look gótico con el que Angelina Jolie recogió su Oscar por Girl Interrupted fue todo lo contrario: pecó de oscuro. Aun así, no lo hemos olvidado.
Eso sí, he dejado para el final mi preferido de todos: en 1998, Sharon Stone nos dio una lección de clase con esta falda de Vera Wang combinada con una camisa de Gap. ¡Un 10 para Sharon!

Fotos: InStyle

No hay comentarios: