Los Premios T de Telva

Tras la boda del año, se suceden eventos y alfombras rojas. Mismos invitados, pero distinta excusa para ponerse impecables de pies a cabeza. En los premios T de Telva se han reunido diseñadores, modelos, profesionales del mundo de la moda, y hasta la Infanta Elena.


Entre las invitadas hubo, como siempre, brutales meteduras de pata y aciertos para tomar nota.
Entre las primeras -aunque no se si quitarle lo de brutal, porque está embarazada-, Mar Flores, que escogió un vestido de Lorenzo Caprile, adaptado a su estado, con la espalda de encaje. No nos gustó nada.
Paz Vega estuvo mucho más acertada que otras veces, con un vestido corto, de Hannibal Laguna, como no, con el cuerpo de encaje y la falda de volantes. Lo combinó con unos zapatos de raso rojo. Jamás creí que diría esto de un look de Paz, pero la verdad es que me gustó.
Juncal Rivero, también de Hannibal Laguna, llevaba un vestido muy bonito, pero con tan poca gracia, que ni se molestaron en iluminarla para la foto.
Nuria March decidió que era el momento ideal para revivir los 80 y escogió un vestido con un godé de rosetones y un lazo fucsia de Lorenzo Caprile. Me hizo mucha gracia, porque no es que fuera feo, ¡pero es que le faltaban las mangas farol a lo Lady Di!
Nieves Álvarez, con un diseño azul grisáceo de Gianbattista Valli, que combinó con una torera abombada en negro, iba bastante sosa.
Jaydy Michell, de Gucci, iba igual que siempre. Escoge el marrón por sistema, ¿o soy yo?
Dafne Fernández iba guapísima con un vestido palabra de honor negro de corte sirena de Hannibal Laguna. Precioso el collar y muy favorecedor el recogido. Un 10.
Mariló Montero escogió un vestido de Pronovias en un marron oscuro. No se si era el color o que no estaba de buen humor, pero no acababa de estar favorecida.
Mónica de Tomás -que la verdad es que no se quién es-, acompañada en la foto por Elio Berhanyer, me llamó la atención por su versión femenina del tuxedo. Una apuesta difícil que en ella resultó ganadora.
Juana Acosta, con un vestido de Carolina Herrera y joyas de Bárcena, no nos gustó nada. No se si eran los reflejos de la tela, o que el estampado era así, pero hacía tiempo que no veía nada parecido. Y ese cinturón de terciopelo no merece la pena ni comentarlo...
Y Vicky Martín Berrocal... pues parece que no puede pasar desapercibida. Pero después del esperpéntico vestido diseñado por ella misma que llevó a la boda de Rafael Medina, creo que vamos a pasar de ella por un tiempo. Por lo menos mientras se empeñe en diseñar vestidos que no sean de flamenca. Te vetamos, Vicky.
Hannibal Laguna fue, probablemente, el diseñador más elegido de la noche. No debió dar a basto. Vanessa Romero también eligió un diseño suyo -increíblemente parecido al de Paz Vega- que, por cierto, conviene evitar a no ser que seas una modelo guapísima. Pero a ella le sentaba genial.

Y Carmen Lomana, de Alvarno, ¡parecía un matorral! Pero bien por Carmen, la verdad es que nos encanta que vaya a lo suyo y tiene muchísima más clase que mil aspirantes a celebrities juntas. Un 9.
Por último, la Infanta Elena, que escogió un vestido rojo de volantes verticales, de Oscar de la Renta, y lo combinó con un mantón de manila azul. Una combinación impresionante.
Otra cosa no, pero no se puede negar que los premios T de Telva fueron una experiencia verdaderamente inspiradora: errores garrafales, aciertos e ideas que podemos adaptar -unas más que otras- a nuestras propias celebraciones. ¿Qué os han parecido a vosotras?


Fotos: YoDona

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues yo creo que paz vega y la vanesa esa llevaban el mismo vestido

Anónimo dijo...

Tienes razón parece el mismo, a mi Mar Flores me gusta como iba :)

Anónimo dijo...

Pues a mí me encantó Mariló Montero y fantástica la Infanta Elena. Mar flores nada, pero menos aún que el vestido, el peinado. Es que era para no resisitirlo.
Por lo demás, en general, un ambiente mucho más elegante que el de la pasada boda. Desde mi humilde punto de vista de aficionada.

Adri dijo...

Pero el color del vestido de marilo montero no le favorece a nadie! y es una pena por que el vestido en si es bonito