Globos de oro y paillettes

La temporada de alfombras rojas ha empezado oficialmente con los Globos de Oro, y no se si por las expectativas o el exceso de lentejuelas, los estilismos de esta edición han sido decepcionantes. Eso sí, confirmamos lo que os contamos hace una semana: el triunfo de los sequin dresses.




Como me he quedado un poco desinflada, voy a empezar mi repaso por las que acertaron eligiendo su estilismo para la gala de la Asociación Extranjera de la Prensa, que no fueron muchas.
Con un diseño que compensó el decepcionante nivel en general, Olivia Wilde lució un amplio vestido de paillettes de Marchesa que se llevó todas las ovaciones.
Perfecta. Solo podemos ponerle una pega: el peinado.
Además tuvo el detalle de enseñarnos sus botines dorados de Loboutin. Una elección que a muchas os habrá dejado fascinadas, pero que a mí me horroriza. Encuentro que no le va nada, ¿no?
Angelina Jolie, que ha sido muy criticada por bloggers y fashionistas por apostar siempre al negro, nos sorprendió con un precioso vestido verde, también de lentejuelas, de Versace. Estaba guapísima. Y no era un color nada fácil.
Dianna Agron parecía una princesa con su palabra de honor color nude de J. Mendel. Aunque después del Carolina Herrera que lució el año pasado, esperábamos un poquito más.
Una de nuestras favoritas, Lea Michelle, cruzaba la línea de lo cursi y parecía un cupcake con este diseño rosa pastel de Oscar de la Renta. Un diseñador que le funcionó en los Emmy y decidió repetir. De hecho, el vestido es bastante parecido. Si no fuera porque nos encanta cómo esta chica sabe sacarse partido, suspendería.
Y aunque se quedó sin premio, Anne Hathaway estaba muy guapa con su sequin dress color nude de Armani Privé. Si hubiera reducido un poco el tamaño de las lentejuelas el diseño hubiera sido de 10, pero aún así, nos encantó.
Lo más espectacular: su escote en la espalda.
También de color nude era el precioso gown de Scarlett Johansson firmado por Ellie Saab. Nos sorprendió su maquillaje y su peinado, mucho más naturales de lo normal –por fin ha renunciado al rubio oxigenado y al rojo en los labios-.
Lástima que ella no estuviera de buen humor; porque sin una sonrisa, tu look no lo soluciona ni la alta costura.
A no ser que, como Leighton Meester, tengas dominada la técnica de posar con un aire misterioso.
Ella estaba guapísima y su vestido de Burberry era una maravilla. Ojalá sea el primero de una larga lista de aciertos.
Una de las más esperadas era Natalie Portman: por su reciente compromiso, por su embarazo, porque optaba –y ganó- al premio a la mejor actriz… porque no puede estar en un momento mejor. Para la ocasión escogió un vestido strapless rosa de Viktor & Rolf que no acabó de convencerme.
Un acierto combinar el rosa con rojo. Un fallo ese moño asimétrico que parecía un chichón… la verdad es que no se si me gusta o no. ¿Alguna idea?
También nos dejó sorprendidas Emma Stone, que optó por un atípico gown naranja firmado por Calvin Klein Collection. Un diseño ideal que no encuentro muy apropiado para un evento así… aunque, por otro lado, dicen que en la sencillez está la virtud…
Igualmente sencilla, pero impecable, Nicole Kidman, de Prada.
Y muy en su línea, aunque sola y bastante más triste, Eva Longoria de Zac Posen.
Que no quiso perder su toque sexy.
En el extremo de lo espantoso y altamente inapropiado, Michelle Williams y su vestido de margaritas de Valentino –muy en la línea del que lució Amanda Hearst en la boda de Rafael Medina Y Laura Vecino. Ya sabemos que siempre ha ido por libre, pero a veces debería controlarse un poco. Los Globos de Oro no son una fiesta en un jardín.
Eso es lo que debió pensar también Heidi Klum, que estaba guapísima pero iba como para otro sitio.
Aunque para expertas en ir por libre, Helena Bonham Carter, que escogió un pintoresco atuendo de aire desaliñado que no acabamos de entender: telas superpuestas, zapatos de colores distintos y gafas de sol rendondas…
Lo curioso es que no lo hizo con unos trapos sucios que encontró por casa, no, el diseño era de la mismísima Vivienne Westwood.
Una pena también el estilismo de January Jones con un diseño de Versace. Ni actual, ni retro, ni nada.
No sabemos en qué pensaba January. Tampoco sabemos en qué pensaba Versace.
Imposible también, pero es que ella es así, Kelly Osbourne de Zac Posen.
Por no hablar de Jennifer Love Hewitt -no puedo con ella-, que iba cursi como ella sola con un diseño blanco de Romana Keveza con el que parecía un pastel.
Y ese moño… en fin…
También iba horrorosa Julia Stiles cual mesa camilla.
Y Elsa Pataky tampoco salio bien parada con un sequin azul eléctrico de corte sirena que le quedaba raro. Además falló estrepitosamente con la elección de los pendientes de aro color turquesa.
Si antes comentábamos lo difícil que es el verde, para demostrarlo sólo hace falta echarle un vistazo al estilismo de Mila Kunis, firmado por Vera Wang.
O a Catherine Zeta Jones, de Monique Lhuillier, que parecía envuelta en una alfombra. 
Una pena, porque el diseño hubiera sido precioso si no fuera por la tela. Eso sí, nos alegramos muchísimo de tenerles de vuelta, y por eso la perdonamos.
Aunque lo de Sandra Bullock es demasiado. Sabemos que está en un mal momento, pero ese estilismo… ¡no tiene perdón de Dios!
Entre las que no nos gustaron, aunque tampoco odiamos, Julianne Moore con un Lanvin asimétrico con una manga exagerada. Ni era especialmente bonito, ni acababa de favorecerla. Esperamos que la próxima vez se esmere un poco más.
Anodino, aunque mundialmente aclamado, el diseño de Jil Sander que lució Tilda Swinton. Sé que es un icono de estilo, pero de verdad que no la entiendo. Además, hace años que Sharon Stone intentó algo parecido en los Oscar y salió mucho más airosa. Cría fama…
No se que os habrá parecido a vosotras, pero yo esperaba bastante más. Espero que los Oscar, la alfombra roja por antonomasia, nos traiga más alegrías. Aunque, mientras esperamos, tenemos los Goya, que el año pasado nos hicieron reír… Por ahora, sólo nos queda una duda, ¿Qué os ha parecido a vosotras?

Entradas relacionadas: Oscar 2010 | Goya 2010 | Emmy 2010 | Los vestidos más increíbles de los Oscar
Fotos: Vogue

2 comentarios:

La lista de Virg dijo...

jajajajaja cómo te pasas! me encanta la cara de asco de Johansson!

Telepatía dijo...

:D Es que parece que no estaba de humor!