Jardines Impresionistas

Es probablemente una de las exposiciones que más he disfrutado: porque trata del impresionismo, porque los temas son motivos de la naturaleza y porque la mayoría de las obras que se exponen se encuentran en museos a los que probablemente nunca iré. Su nombre: Jardines Impresionistas.


La exposición lleva ya varios meses en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid, y estará allí apenas una semana más. Pensaréis que ya no son horas de recomendar una exposición, puesto que está a punto de acabar. Pero más vale tarde que nunca. Y en este caso, verdaderamente merece la pena.
La exposición comienza con una serie de naturalezas muertas, un primer paso en la pintura de estos paisajes naturales, para acabar mostrando jardines, parques o huertos a través de la visión de Monet, Cezanne, Pisarro o Van Gogh.
Mi mayor sorpresa: un jardín de Monet que formó parte, hasta 1991, de una colección privada, y que ese se cedió a la National Gallery de Washington –y del que, desgraciadamente, no tengo imagen.
Y es que el mayor mérito de esta exposición es haber sido capaz de reunir cuadros que descansan en museos y galerías de todo el mundo. Pinturas dispersas que tienen mucho en común y que sin el esfuerzo de un gran equipo jamás se hubieran podido ver juntas.
Una oportunidad única que los amantes del impresionismo no se deberían perder.
Fotos: Museo Thyssen

No hay comentarios: