Hemos probado... los productos de SkinClinic

Si algo malo tiene el invierno es que pasa factura a nuestra piel. Año tras año pruebo cremas hidratantes y soluciones que prometen lo imposible hasta en las latitudes más extremas. Y nada. Ahora hemos probado tres productos de la firma de cosmética clínica SkinClinic. Y os contamos qué tal.




Crema hidratante de manos cuidado intensivo
Primera prueba de fuego. Nada más abrirla, para mi sorpresa, tiene una textura extremadamente suave -sin comparación con otras fórmulas creadas para pieles secas o dañadas-, y su perfume es dulce y muy agradable. La verdad es que usarla antes de dormir es todo un placer.
A la mañana siguiente de la primera aplicación ya tengo las manos más suaves e hidratadas y las marcas de sequedad han desaparecido. Diez días más tarde, ya no me puedo ir a dormir sin usarla.
Compuesta de aloe vera, urea, extracto glicólico de avena, aceite de jojoba, alantoína, manteca de carité, pantenol y bisabolol, es una de las mejores cremas de manos que he probado nunca.
Lo mejor: que realmente funciona; hidrata y suaviza la piel muchísimo, lo que la hace perfecta para pieles extremadamente sensibles al frío, como la mía.
Lo peor: que tarda un poco en absorberse, por lo que no puedo usarla a todas horas, que es lo que verdaderamente me gustaría.

Emulsión contorno de ojos.
Segunda prueba de fuego. Este lifting periocular promete rellenar y atenuar las arrugas y reducir las bolsas y ojeras. Una misión difícil, porque aunque aun no tengo demasiadas patas de gallo, mis bolsas y ojeras son casi una seña de identidad que ni 12 horas de sueño son capaces de eliminar.
Pues lo cierto es que, aunque mis ojeras siguen ahí, no hay color con cómo estaban antes del tratamiento. Las bolsas casi han desaparecido y ya no parezco un oso panda. Vale, no ha acabado con ellas, pero la mejora has sido bastante notable. Lo que me hace pensar que en cualquier otra persona tendría unos resultados geniales.
Lo mejor: que hace que parezca muchísimo más descansada.
Lo peor: que no hace magia del todo. Pero tampoco podía pedirle más.

Serum Proteo-C
Dedicado a pieles más estropeadas, este serum se utiliza de base antes de la aplicación de la crema hidratante. Lo ideal es usarlo a diario para tratar la piel envejecida, reafirmar y reducir las arrugas.
La verdad es que es un serum muy gustoso de aplicar porque se absorbe muy bien, me encanta el olor y resulta refrescante. Si no echo crema después siento la cara un poco tirante, lo que creo que se debe al efecto tensor que se supone que tiene. Yo me pongo después la hidratante y el resultado final es que me queda como más luminosa y uniforme.
Lo mejor: que noto resultados, aunque probablemente a un nivel perceptible sólo para mí misma. Así de golpe no creo que los demás noten algo.
Lo peor: de momento, nada. Esperemos a ver los efectos a largo plazo.
Los productos SkinClinic pueden adquirirse en consultas y centros dermatológicos de todo el país. Para más información consulta su página Web www.skinclinic.es