Stradivarius se pone romántica

Flores, lunares, cuadros Vichy, fruncidos y volantes es lo que nos trae Stradivarius esta primavera. Un año más, la marca se pone romántica y nos conquista con su savoir faire y sus diseños tan naïf.





Las flores siguen en lo más alto esta temporada. Pequeñas y de inspiración provenzal, este año vienen impresas en vestidos de volantes y tops vaporosos. A nosotras nos gustan tanto que no sabríamos elegir con cual quedarnos.



Los vestidos se llevan marcando cintura, que tras muchos años vuelve a su sitio, para un look 100% femenino.
Y los denostados por muchas -aunque adorados por mí- cuadros Vichy regresan de los años 50 para convertirse en el nuevo print revelación. 
Eso sí, olvidaos de los tamaños pequeños, cuanto más grandes, mejor. Y si los combináis con otros estampados, el triunfo estará asegurado.
Los colores más buscados esta temporada serán el rosa y el blanco, pero los detalles rojos tampoco pueden faltar en tu armario.
Este tono, que sienta igual de bien a rubias y morenas, nos hará brillar.
Y nos hemos enamorado del escote asimétrico con volante. Ya sea en vestidos, tops, jumpsuits o bañadores, es femenino y favorecedor. Triunfarás con él.
Este vestido blanco, por cierto, nos encanta. Un acierto seguro porque fiestas, looks workings o cenas románticas.
Aunque también existe la opción strapless, como esta de lunares.
Dejando los looks más veraniegos a un lado, porque, seamos sinceros, aún hace frío, una de las propuestas que más nos gusta de Stradivarius son los flecos.
En cazadoras de antes, chalecos, o incluso decorando un little black dress, resultan divertidos y favorecedores.
Recuperamos el espíritu de principios de los 90, lo añadimos a una cazadora de ante y tenemos un look de 10.

No hay comentarios: