La cena de gala en el Hotel Mandarin

Las bodas reales siempre traen consigo muchos más eventos que la propia ceremonia. La noche previa al enlace, la Reina Isabel II ha ofrecido una cena de gala en el Hotel Mandarin de Londres a los invitados del resto de las casas reales.


Representando a España, la Reina Sofía y los príncipes de Asturias han asistido al evento.
Con un precioso vestido palabra de honor plateado, con aplicaciones de flores bordadas de Felipe Varela, la Princesa Letizia, una vez más, nos ha dejado en un gran lugar.



Un recogido bajo y unos sencillisimos pendientes han sido su único complemento a la llegada a la cena.
Aunque al salir pudimos verla con un chal y un clutch de raso en el mismo tono del vestido. Y es que Doña Letizia suele apostar siempre para los grandes eventos por looks monocolor.
La Reina optó por un diseño marrón de Margarita Nuez con aplicaciones en turquesa. Parece ser que hacía frío y cogió también un chal y una bufanda en los mismos colores. Eso es ser precavida.
Del resto de las invitadas destacó la elegancia de Tatiana de Grecia que escogió un precioso vestido azul marino de Armani.
Además, lució una gran flor rosa en el pelo a modo de tocado y estaba guapísima.
También muy favorecida de rojo, la Princesa Victoria de Suecia.
Fue el color más escogido de la noche en todos sus tonos.
Matilde de Bélgica, incluso, tiró por el naranja. 
Marie Chantal Miller escogió un sencillo vestido beige con escote drapeado. Mucho más comedida que otras veces.
Aunque, sin duda, la que destacó por su sencillez y saber estar es la futura princesa de Mónaco Charlene Wittstock.
En un extremo opuesto, la Princesa Beatriz de York con un esperpéntico vestido que parece sacado de un cabaret.
Su hermana Eugenia optó por el negro e iba bastante más apropiada.
La cena que ofreció la reina fue organizada por su prima Lady Elizabeth Shakerley, una de las socialités más importantes de Reino Unido. Los novios, sin embargo, no asistieron. Se quedaron a cenar con sus respectivas familias.
Aunque, eso sí, Carlos y Camilla se acercaron a saludar.
Una pena que no fueran porque, por la cara de los Príncipes de Asturias, debieron pasarlo fenomenal.









No hay comentarios: