Confessions of a Concealaholic

Nada arruina un look de 10 como una mala cara. Como es un tema que nos preocupa sobremanera, hemos probado Confessions of a Concealaholic, de Benefit, una cajita mágica que promete borrar todos nuestros defectos.




Seis productos de la prestigiosa marca Benefit, dos pinceles y un cuadernillo de instrucciones es todo lo que necesitamos para ocultar el cansancio, los granitos o la mala cara.
That Gal ha sido mi descubrimiento preferido del kit. Esta pre-base de color rosa chicle y olor a gominola proporciona buena cara al instante. Ellos recomiendan aplicarlo por toda la cara antes del maquillaje o si piensas salir sin él. Personalmente, prefiero usarlo sobre la base en los pómulos y el arco de la nariz para conseguir un tono más sano y natural.
Erase Paste es un corrector que promete acabar con todo. Quizá un poco denso para mi gusto, es cierto que bien aplicado disimula las ojeras más profundas; y empleado en zonas estratégicas aporta luminosidad. Pero ojo, hay que usar la cantidad mínima.
Como alternativa a este corrector, Benefit nos propone dos tonos de Boi-ing. ¡Mi segundo gran descubrimiento! Utilizando el tono más claro en el lado interno de las ojeras y el oscuro en el exterior… ¡desaparecen! Y lo mejor, sin parecer que acabas de volver de esquiar.
Eye-Bright es, de todos los productos, al que menos sentido le encuentro. Destinado a aportar luminosidad en la mirada, a mí, por lo menos, no me produce ninguna diferencia.
Por último, Lemon-Aid es una especie de pasta amarilla de nombre divertido que borra las rojeces que a veces aparecen por el cansando alrededor de los ojos, las de los granitos, las que surgen con el frío… y el resultado es, de verdad, espectacular. He de reconocer que nunca me había fijado en mis ojos enrojecidos, pero una vez aplicas Lemon-Aid, se nota la diferencia.
Ahora ya no hay excusa para tener mala cara. Con maquillaje o sin él, tenemos e nuestra mano el secreto para lucir impecables en cualquier momento.
Fotos:Benefit

No hay comentarios: