Y Kate Moss dijo sí...

… vestida de Galliano. Fuera rumores, la top inglesa sí que recurrió a su viejo amigo para confiarle el diseño de su vestido de novia. El resultado,  precioso, aunque con sus peros; y que la rebelde modelo ya es señora de Hince.





La verdad es que me parece un detalle muy bonito. Independientemente de lo reprobable de sus insultos antisemitas, Moss y Galliano son amigos desde hace tiempo. Y ella lo ha demostrado mostrándole su apoyo en la elección más importante de su vida.
El resultado, sin embargo, no ha podido generar opiniones más diversas. Algunos dícen que el vestido era feo y que ella estaba horrorosa… Pues qué queréis que os diga, creo que el diseño en conjunto era verdaderamente maravilloso y fiel al estilo de Kate Moss.
El tocado, de estilo vintage, era ideal, y sólo ella podía combinarlo con un velo bordado sin que resulte demasiado recargado.
El traje, de estilo años 20 con caída y forrado de gasa, llevaba un precioso bordado de cristales en el bajo. He de reconocer que el vestido me parece espectacular.
Desgraciadamente, el traje no le quedaba todo lo bien que hubiéramos esperado. Para empezar, le marcaba la tripa y otras cosas que no debería… y se le transparentaba el tanga. ¿No podía haber escogido otra prenda de ropa interior? No será tan sexy, vale, pero tampoco tan vulgar.
Otra cosa que tampoco me ha gustado nada es que va penada como si acabara de salir de la ducha. Vale que es Kate Moss y que hay cosas que sólo ella se puede permitir… pero podía haberse peinado.
Así que nos seguimos debatiendo entre el bien, el mal y el detalle de haber confiado en un amigo que pasa por su peor momento… tampoco hemos hablado de las pintas de novio... pero os dejamos a vosotros ¿qué os parece la elección de Kate?

1 comentario:

Anónimo dijo...

La elección acertada, pero más acertados todos lo "peros" que has sacado. Es Kate Moss, sí,pero esta vez sin photoshop. La realidad se impone.