Anselm Reyle for Dior

Lo último de Dior es una colección de lo más cañera diseñada por el artista alemán Anselm Reyle. De la pintura y la escultura a bolsos, pañuelos, bailarinas y hasta maquillaje. Una amplísima colección. ¿Queréis verla?


La primera vez que vi la colección, me pregunté que cómo algo podía ser tan Dior y tan poco Dior al mismo tiempo. Y cuando la vi en persona en el escaparate de su tienda de París, volví a preguntarme lo mismo.


LOS CLÁSICOS
La colección es tan amplia que hay diseños para todos los gustos: desde el clásico Lady Dior en piel guateada negra con el detalle de un charm muy ochentero, al modelo más extremo en amarillo-oro.
Además, un término medio con pespuntes en rosa.
Y así en todos sus modelos.
¿Pensado para todas?
El artista tampoco se olvida de los pochettes ni de los clutches. ¿Veremos a alguna celebrity lucirlos ya? ¡Me muero de ganas!
Yo personalmente, me quedo con su pequeña marroquinería.
Los modelos más llamativos pueden dar un toque que en los bolsos grandes podría resultar excesivo.
Pensando en eso, probablemente Reyle ha añadido otra versión en piel metalizada morada con pespuntes naranjas. ¿Qué os parece?

Aunque me sigo quedando con los modelos en negro. 


LOS NO TAN CLÁSICOS
Reyle añade a los clásicos una colección de bolsos y bolsas de viaje, en tela con estampado de camuflaje.
El toque Dior son los pespuntes a contraste con la trama del clásico guateado. Este detalle está presente en toda la colección.
A mí, personalmente, esta línea no me gusta nada... ¿qué os parece a vosotros?
EL CALZADO
Con el mismo calzado de la línea anterior, bailarinas, flip-flops y sandalias de cuña redondean la colección.
En mi caso, salvo por las primeras, que podrían tener un pase, el momento chancla y sandalia con super-cuña, se me escapa. No sé a vosotros


LOS PEQUEÑOS ACCESORIOS Y LA BISUTERÍA
Desde gafas e sol hasta los charms que acompañan a los bolsos, los accesorios que podemos encontrar son montones.
Los que más nos han gustado son las gafas de sol, que pueden darle un toque divertido y glamouroso a cualquier look.
Muy ochenteros, los charms destacan por el contraste de colores flúor y los triangulitos que acompañan a las letras D, I, O y R. A mí me parecen como de Salvados por la campana.
Los collares y pulseras, muy futuristas, están formados por bolas bicolor que combinan los tonos de la colección: negro, morado, azul, fucsia, amarillo...
Los bracaletes rígidos combinan el estampado de camuflaje con la trama del guateado de los clásicos bolsos Dior.
Los pañuelos, en versión seda o algodón.
¿Veremos a alguna celebrity lucir estos últimos a modo de pareo?


EL MAQUILLAJE
Soprendentemente, la línea de maquillaje de Anselm Reyle for Dior se basa en distintas lacas de uñas con los colores que predominan en los estampados.
Fucsia, azul, plata, morado o negro, ¿con cual te quedas?
Y para terminar, una paleta de sombras, como no, en versión camuflaje. No sé cómo quedará puesta... ¡pero me encanta el efecto en el estuche!
Y ahora decidís vosotr@s: ¿qué os ha parecido la colección?

No hay comentarios: