Premios Goya 2012: Los hombres que no imitaban a Chuck Bass

Vale que las comparaciones son odiosas, y estaréis pensando que a qué viene Chuck Bass en todo esto; pues bien, un año más, nuestros actores decidieron sorprendernos rompiendo el protocolo. Y al verles, sólo he podido pensar en Él.

Empezamos nuestro repaso con Eduardo Noriega, que decidió sorprendernos con una chaqueta marrón de Dsquared2. ¡Pero hombre! ¡Que sea de Dsquared2 no significa que se pueda llevar a cualquier sitio!
Lo mismo le decimos a Daniel Sánchez Arévalo con chaqueta verde de Dsquared2 Classic.
Eso sí, he flipado en colores -y perdonadme la expresión- con Asier Etxeandia y su pequeña chaqueta cruzada de Morante. ¡Era como si le hubiera robado el uniforme al pobre -y raquítico y escuálido- botones Sacarino!
Luego está Roberto Enríquez con mix de smokings muy particular.
Y el presentador Antonio Garrido con total look negro de Ermenegildo Zegna. Qué cosas.
Por no hablar del conjunto brillante de Rodolfo Sancho.
O el de José Manuel Seda, que mezclaba negro y azul.
Y terminamos el repaso con este tipo que, perdonad mi ignorancia, no sabía quién era, pero que nunca debería haberse presentado a una gala con esos pelos y una pajarita mal puesta. Luego descubrí que era el director Juan Antonio Bayona.
Por todos estos motivos, queremos hacer una mención especial a dos galanes de nuestro cine, que ayer competían por el Goya al mejor actor. Uno de ellos se llevó el premio a casa, José Coronado.
Y el otro es Antonio Banderas. Qué más puedo decir de él, ¿no?

No hay comentarios: